sábado, febrero 11, 2006

Irene Ronchetti

Ángeles, por la mañana temprano,
podemos verlos entre el rocío,
agachándose, saltando, sonriendo, volando.
¿Acaso les pertenecen los capullos?

Ángeles, cuando más calienta el sol,
podemos verlos entre las arenas
agachándose, saltando, sonriendo, volando,
secando las flores que han recogido.
Emily Dickinson



Irene Ronchetti
Buenos Aires - Argentina